Nuestros pequeños músicos

Cómo potenciar su desarrollo musical

Los niños nacen con una dotación musical valiosísima: voz para cantar, manos para percutir, pies para danzar, oído para percibir, y una parte de su cerebro especialmente diseñada para entender y disfrutar la música, para desarrollar a partir de ella nuestra inteligencia y habilidades sociales y emocionales. La música es inherente al ser humano, somos musicales, necesitamos música para SER.

 

Para no perder estas capacidades innatas y proporcionarles un óptimo desarrollo, ofrecemos a los nuestros pequeños una educación musical, porque sabemos que la música mejora la psicomotricidad y las conexiones neuronales, nos lleva de viaje por el apasionante mundo de las emociones y refuerza la sensibilidad personal y social.

 

Nuestro papel como educadores:

  • nutrir con buena música en el seno familiar,
  • aplaudir su entrega,
  • acompañar en los buenos y en los malos momentos sin críticas ni juicios ni comparaciones.
  • pedir asesoramiento a especialistas cuando estemos perdidos.
  • y ofrecer las opciones musicales y culturales más estimulantes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Anabel Sáez Sarrió.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Nominalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad